La creciente demanda de productos sostenibles provoca ‘cambios’ en las empresas

Las empresas de alimentos ecológicos son cada vez más sostenibles con el fin de apuntalar sus credenciales verdes. Un estudio de Organic Monitor, la consultoría especializada en la investigación del mercado ecológico global, encuentra que los pioneros del sector siguen en cabeza, al tiempo que un creciente número de compañías comercializan sus productos en los valores de la sostenibilidad. El mercado lo exige cada vez más.

La disminución en las tasas de crecimiento del mercado y las crecientes expectativas de los consumidores están teniendo un impacto en las ventas de alimentos orgánicos. El sector, a pesar de la crisis, mantiene un crecimiento de un dígito en Europa. La tasa de crecimiento mundial también sigue siendo positiva, aunque está lejos del 15% de años anteriores. La desaceleración económica ha reducido el poder adquisitivo del consumidor. Además, el creciente interés en el cambio climático, la deuda del tercer mundo y las cuestiones éticas, hace que los consumidores exijan más de los alimentos orgánicos. Se están fijando en los productos que son de origen ético, tienen bajas emisiones de carbono y apoyan a las comunidades indígenas que tienen escasa huella ecológica. Para estos consumidores, el factor orgánico del producto es sólo una parte en la compleja ecuación de la demanda.

Las cambiantes condiciones del mercado llevan a las principales compañías de alimentos orgánicos a elevar su rol y a adoptar iniciativas de sostenibilidad. Algunas, como Green & Black’s, se centran en la compra ética. En 1995, la compañía del chocolate Maya Gold fue oficialmente la primera en vender productos de comercio justo en el Reino Unido. Este año, la empresa británica se ha comprometido a hacer que todos sus productos tengan la certificación de comercio justo, por lo que se sitúa como marca líder mundial de chocolate ético. Su promesa de comercio justo consiste en dar 0,5 millones de dólares americanos adicionales a los agricultores dominicanos para proyectos de sostenibilidad e infraestructura social.

Otros pioneros de los alimentos ecológicos fortalecen la confianza del consumidor aportando una mayor transparencia. La empresa alemana Fish & More ha puesto en marcha un pionero sistema de seguimiento de sus mariscos ecológicos: un código único permite a los consumidores rastrear sus productos Followfish para conocer donde fue capturado el pescado y cómo se transportó. Dichos productos tienen el certificado 100% pesca sostenible que otorga Marine Stewardship Council (MSC).

La preocupación del consumidor sobre el cambio climático está llevando a algunas compañías de alimentos orgánicos a compensar sus emisiones de carbono. EOSTA, la empresa holandesa de productos frescos orgánicos es pionera en su gama de productos ecológicos neutrales con el clima, que incluyen naranjas, manzanas, tomates y kiwis. Otras empresas están reduciendo sus emisiones de carbono mediante el uso de fuentes renovables de energía y / o la inversión en proyectos de reforestación. Por ejemplo, la principal empresa de lácteos orgánicos del Reino Unido Yeo Valle Orgánica, está utilizando “electricidad verde” para alimentar su fabricación y almacenamiento.

Otro grupo de compañías de alimentos ecológicos están adoptando el sistema navegador Sustainability Flower. Desarrollado por la fundación Nature & More, permite medir las dimensiones ambientales y sociales de los alimentos orgánicos y comunicarlas a los consumidores. Este sistema informático proporciona los impactos ambientales del carbono, agua, etc. de los productos certificados.

Las principales empresas de comercio justo también se ajustan a las cambiantes condiciones del mercado mediante la adopción de iniciativas de sostenibilidad. Alter Eco, una de las mayores compañías de comercio justo del mundo, ha invertido en varios proyectos de abastecimiento ecológico y ético en los países en desarrollo. Como pioneros en alimentos ecológicos, también buscan reducir su huella de carbono. Su programa de Carbono Cero está diseñado para medir, reducir y compensar las emisiones de carbono de sus productos.

La creciente sofisticación de los consumidores está dando lugar a una proliferación de eco-etiquetas en los alimentos: orgánico, comercio justo, biodiversidad, huella de carbono, huella de agua, etc. Al tiempo que los consumidores exigen productos con bajo impacto ambiental y social, la plétora de logotipos y símbolos también les genera confusión. Conscientes de esto, un creciente número de agencias de certificación ecológica están integrando los valores de la sostenibilidad en sus normas. Por ejemplo, la OMI con sede en Suiza ha introducido una nueva RSC (Responsabilidad Social Corporativa) y normas de comercio justo. Otros organismos de certificación están siguiendo su ejemplo.

El mercado global de productos alimenticios con etiquetado ecológico está experimentando una transición y se da cierta convergencia entre orgánicas y otras etiquetas ecológicas. Los alimentos orgánicos pioneros marcan el ritmo mediante la adopción de una serie de iniciativas de sostenibilidad. Organic Monitor espera que los ganadores del mercado sean aquellas empresas que puedan comunicar con éxito estos valores de sostenibilidad a los consumidores en el ámbito cada vez mayor de las etiquetas ecológicas.

Cumbre de Alimentos Sostenibles

La Cumbre de Alimentos Sostenibles consiste una serie de encuentros que se centran en las principales cuestiones a las que se enfrenta la industria alimentaria en materia de sostenibilidad, orgánica, comercio justo y otras etiquetas ecológicas. Organizaciones pioneras en alimentos ecológicos y de comercio justo como Green & Black’s, EOSTA, Fish & More, Eco Alter, Fairtrade Labelling Organizations (FLO), Ecocert, la OMI y Solidaridad compartirán sus experiencias en esta cumbre ejecutiva.

Los temas a tratar en la cumbre incluyen la identificación ética, los conceptos de comercio justo, la compensación del carbono, la huella del agua, la trazabilidad y la transparencia, el abastecimiento sostenible y mesas redondas, la comercialización ética, el cambio de comportamiento de los consumidores y el embalaje ecológico. Organizado por Organic Monitor, la cumbre tendrá lugar en Ámsterdam los días 10 y 11 de junio.

Entradas relacionadas

No hay comentarios todavía

Deja una respuesta.